Delegar es fácil

Gracias al libro que estoy leyendo últimamente me estoy cuestionando mucho mi actitud y la de todo mi entorno y he empezado a darme una serie de consejos que considero mínimos para poder convertirme en un manager solvente. El primer consejo fue sobre negociar y este es sobre delegar, aquí va:

¿Crees que cuando delegas estás soltando un marrón? O ¿Crees que cuando alguien delega te está soltando un marrón?

Si respondes “sí” a alguna de estás preguntas, deberías preguntarte:

Para la primera pregunta ¿Se delegar? y para la segunda ¿Sabe mi superior en que estoy interesado y cuales son las metas profesionales que quiero alcanzar?

Aunque la mayoría de la gente cree que delegar es quitarse el trabajo que no le gusta y los marrones más feos, no podrían estar más equivocados. Delegar implica conocimiento, aprendizaje, confianza, paciencia-comprensión.

  • Conocimiento porque para delegar debes saber a quien. No vale delegar a la persona libre, sin conocer si está interesado. Tu primer paso es conocer que objetivos profesionales quiere alcanzar tu equipo. Muy probablemente tendrás a alguien en tu equipo técnico que este interesado en la dirección de proyectos, en él deberías delegar solo tareas de dirección de proyectos. Así que delega las tareas pensando en si puede dar algún beneficio en la meta profesional del que las tiene que llevar acabo. Las ventajas de hacer esto son grandes:

o Calidad: Las tareas hechas con desgana y poco interés a menudo tienen que ser desechadas o entregadas con poca calidad.

o Satisfacción: Cuando haces tareas que sabes que te llevan a cumplir tus metas profesionales, se obtiene mayor satisfacción.

o Inversión: Cuando inviertes en la formación de una persona, estás invirtiendo en la empresa.

o Equipo: No es fácil construir un equipo, sin embargo es demasiado sencillo destruirlo. ¿Qué crees que sucede cuando alguien hace una tarea que no conlleva ningún beneficio propio? Esa persona empieza a frustrarse, quemarse, es decir la primera ventana rota de tu edificio (léase equipo) (link a post donde es explica “la ventana rota).

  • Aprendizaje porque implica que la persona que está realizando las tareas está aprendiendo, está trabajando en dirección a sus objetivos. ¿Quién no quiere tener a gente contenta en el equipo? No crees que ese motivo es más que suficiente para aprender a delegar.
  • Confianza porque delegar implica que confías en esa persona para hacer la tarea, pero esta confianza debe ser bidireccional, así que no tires por la borda la confianza de esa persona haciendo microgestión, preguntando constantemente por la tarea o pidiendo muestras para ver como va, no cuestiones el como sino el resultado.
  • Paciencia-comprensión. ¿Recuerdas la primera vez que hiciste la tarea que vas a delegar? ¿La hiciste a la primera? ¿Sin errores?.¿Te presionaron para hacerla o te ayudaron? ¿Qué hubieras preferido tú, ayuda o presión? Recuerda estas preguntas cuando delegues.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s