Aprende a no decir ni que no ni que si

Solidariad con los enmarronados
Solidaridad con los enmarronados

Seguro que has oído mil veces lo importante que es saber decir que No, la mayoría de la gente te suelta eso cuando estás con mil marrones, haciendo mil horas o ante cualquier problema en el que teóricamente podrías haberte plantado, aunque la cruda realidad sea que no, como todos sabemos. Esto se da sobre todo en reuniones con superiores. Seguro que recuerdas que te ha pasado alguna vez, verdad?.

Yo no estoy de acuerdo con esta afirmación, decir que “no” es tan malo como decir que “si”. El “no” te descarta y el “si” te compromete. Dicho así parece ambiguo o digno del mejor gallego, pero es todo lo contrario, la clave es ser claro, realista y honesto, sobre todo contigo mismo.

Imagina la siguiente situación:

Martes, acabas de terminar la planificación de los siguientes lanzamientos de los 5 proyectos que tienes asignados, presentas el roadmap a tu superior.

Viernes, tienes reunión con tu superior para comentar como han ido las últimas conversaciones con el cliente.

Jefe : Después de hablar con el cliente Smith, creemos que el proyecto “Matrix” no es prioritario, él está mucho más interesado en el proyecto “revolution”.

Tú: ¿Cómo? ¿Eso quiere decir que se suspende el proyecto “Matrix”? Pero si llevamos una semana trabajando sobre él.

Jefe: No, eso quiere decir que hay que terminar “Revolution” en un mes y después continuar con “Matrix”.

Tú: Imposible, no se puede, no llegamos. “Revolution” está planificado para 2 meses, además no lo entiendo pero no era “Matrix” lo más prioritario antes.

Bla bla bla bla …

Ya te has metido en una espiral absurda, inútil y que acabará con un “Ok, lo haremos” tuyo de mala gana, eso no lleva a nada. Si dices que “si” sin más, casi peor, empieza por comprar literas para ti y para tu equipo porque un proyecto planificado en 2 meses no se hace en uno, por cosa de magia.

Hay otra forma de enfocar las reuniones, por ejemplo aplica está plantilla a la conversación anterior:

  1. ¿Para cuándo?
  2. ¿Cómo afecta eso a los proyectos en curso?
  3. ¿Qué funcionalidad tenemos que cubrir en el lanzamiento?
  4. Ok, hablo con mi equipo y nos volvemos a reunir para ver como podemos llegar.

La cosa quedaría de esta forma:

Jefe : Después de hablar con el cliente …blabla… igual que antes.

Tú: ¿Para cuándo?

Jefe: En un mes.

Tú: ¿Cómo afecta eso a los proyectos que tenemos ahora?, por ejemplo “Matrix”.

Jefe: Se paran, la prioridad es “Revolution”

Tú: ¿Qué funcionalidad tenemos que cubrir dentro de ese mes?

Jefe: Todo lo que se marco en su día.

Tú: Ok, tengo que hablarlo con mi equipo para ver como podemos llegar y me vuelvo a reunir contigo.

Fíjate que en esta reunión no te has comprometido a nada ni tampoco has rechazado nada, además has ganado tiempo y margen para pensar como abordar el desafío/problema.

En la siguiente reunión tocarás temas como:

Quitar funcionalidad.

Sino se puede quitar funcionalidad añadir recursos.

– Horas extras.

Etc..

Esto no es más que una reflexión y en el fondo un consejo para mi mismo, así que puede no ser correcto, lo pondré en marcha en seguida e iré haciendo correcciones sobre él hasta que de con la formula correcta.

pd: El lazo marrón es en solidaridad con toda la gente que se come marrones a diario🙂

2 comentarios sobre “Aprende a no decir ni que no ni que si

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s